domingo, 26 de enero de 2014

Sopas de ajo / Sopas d'ayu / Garlic soup

 ¡Cómo recordamos (lo que) comíamos gratis en Egipto, ... los puerros, las cebollas y los ajos! (Num 11, 5)
Siete virtudes
tienen las sopas:
quitan el hambre,
y dan sed poca.
Hacen dormir
y digerir.
Nunca enfadan,
siempre agradan
y crían la cara
colorada.
                        Popular






Con mucha frecuencia se oye y se lee por ahí la engañosa referencia a las "sopas de ajo" como sopa castellana.
"Se tiende a generalizar el calificativo de castellano. Parece que todo es castellano; las sopas, los muebles, el paisaje, los refranes... Se está abusando tanto del término castellano que se está vaciando de significado. Por este camino también los castellanos están perdiendo su identidad." Pasión Leonesa
Lo cierto es que todas las regiones de España tienen sus sopas de ajo.

El resultado final depende de muchas variables; el tipo de pan utilizado, el tipo de aceite, el tipo de pimentón, la cantidad de sal, las proporciones de los ingredientes, el tiempo de cocción, el tiempo de reposo, el recipiente y hasta el tipo de cuchara. Pero yo creo que en esta sencilla receta se nota sobre todo la mano del cocinero.
The final result depends on many variables: the type of bread used, the kind of oil, the type of paprika, the quantity of salt, the proportions of the ingredients, the amount of time it's cooked, the time it sets, the container and even the kind of spoon it's eaten with. But, I believe that in this simple recipe the most notable thing is the hand of the individual cook.
Agua, aceite de oliva, ajo, pimentón y pan son los elementos básicos e imprescindibles. Pero admite otros como unto, trucha, congrio, patata, huevo...
Water, olive oil, garlic, paprika and bread are the basic and necessary elements. But, other ingredients might include lard, trout, eel, potato, egg...
El pan de centeno es ideal
Rye bread is ideal
Las tradicionales sopas de ajo leonesas son veganas, baratas y medicinales. Y parte fundamental de las fiestas populares.
The traditional soup from the province of León are vegan, inexpensive and medicinal. And they are a fundamental part of our holidays and festivals.
Tienen multitud de propiedades saludables: son antisépticas, expectorantes, diuréticas, bajan la tensión, controlan el colesterol, son bactericidas, antifúngicas y antiparasitarias. Todas éstas son las propiedades del ajo, del que España es el mayor productor de la Unión Europea y de los primeros a nivel mundial después de China, India, EEUU... Pero si tenemos en cuenta la población del país, somos el primer productor per cápita.
They have a multitude of healthy properties: they are antiseptic, expectorant, diuretic, lower stress, control cholesterol, are antibacterial, antifungal and antiparasitic. These are all properties of garlic, of which Spain is the largest producer in the European Union and the first in the world after China, India, USA... But, if we consider the population, Spain is the largest producer per capita.
“No hay campana sin badajo ni sopa buena sin ajo”
Aunque no supiéramos todo lo anterior, lo que sí sabemos porque lo hemos experimentado es que son reconfortantes, asientan al estómago, te dejan bien, y su aroma aviva la memoria de antiguas estampas vividas. Ayudando a mi abuela a machacar el ajo en aquella cocina donde el gato dormitaba con un ojo entreabierto acurrucado cerca de la lumbre; mientras, las cigüeñas en la torre golpeaban los picos, quizá en su ritual de apareamiento, y mi abuela me explicaba que también ellas estaban machacando el ajo para las sopas. Recuerdos de meter la cuchara en la cazuela de mi abuelo, sentado en sus rodillas. Recuerdos de la satisfacción que veía en la cara de mis hijos replicando lo de su padre a su edad, buscando en la cazuela hasta la última gota.
Although we didn't know all this at the time, what we did and do know is that garlic soup is comfort food, settles the stomach, leaves you well, and its aroma vividly revives one's memory of days gone by: Memories of helping my grandmother crush garlic in that kitchen where the cat dozed with a half-open eye huddled near the fire and while the storks in the tower clacked their beaks, perhaps in their mating ritual. And, my grandmother explained to me that they were also crushing garlic to make soup. Memories of putting the spoon in my grandfather's bowl that sat on his knees. Memories of the satisfaction I saw in my children's faces as they copied what their father did at their age, searched the bowl for the last drop.
Tenemos muchas razones para hacer de vez en cuando unas sencillas sopas de ajo.
We have a lot of reasons to make a simple garlic soup from time to time.
La receta

Ingredientes de la receta básica:
  • Un litro de agua o caldo de verduras. 
  • Dos o tres dientes de ajo para tres o cuatro cazuelas. 
  • Una cucharada de postre de pimentón, puede ser solo dulce o mezclado con picante. 
  • Una cucharada sopera de aceite de oliva. 
  • Sal al gusto. 
Yo procedo según lo aprendí de mis abuelos y padres:
  • Machaco bien los ajos en el mortero con un pellizco de sal.
  • Añado el pimentón y el aceite y lo mezclo muy bien.
  • Mientras tanto el agua o caldo estará al fuego calentando. Cuando empieza a hervir se añade lo del mortero.
  • En cuanto vuelve a romper a hervir le añado el pan que ya tenía picado. El mejor es el pan de centeno, de hogaza de varios días. Aprendí de mi abuela a picarlo en pequeñas lonchas muy finas.
  • Cuando las sopas vuelven a romper a hervir se quitan del fuego y con la caceta se distribuye entre las cazuelas de barro. Ahí tiene que reposar hasta que esté a temperatura de poderlas comer. 
Es importante que lleguen al punto de hervor pero que no se queden cociendo para que el ajo conserve todas sus propiedades medicinales.

Cada vez que las hagas te quedarán más a tu gusto, aprenderás que hay que poner un poco más de esto y un poco menos de lo otro.

The recipe

The basic recipe ingredients are:

  • 2 cups water or vegetable stock. 
  • 2 or 3 cloves garlic for three or four pots.
  • 1 teaspoon sweet or spice Spanish paprika, it can be mixed.
  • 1 tablespoon olive oil.
  • Salt to taste. 
I rely on what I learned from my grandparents and parents:
  • I crush the garlic in a mortar with a pinch of salt.
  • I add paprika and oil and mix well.
  • Meanwhile, heat the water or broth. When it starts to boil add the mixture from the mortar.
  • As it returns to boil I add the chopped bread. The best is rye bread, a loaf several days old. My grandmother taught me how to chop it into small thin slices.
  • When the soup comes to a boil it's removed from the fire and with a ladle it's distributed among the small clay bowls. It has to set until it's warm and can be eaten.
It is important for the soup to reach the boiling point, but then lower to heat so the garlic retains all its medicinal properties.

Each time you make it you will like it more; you will learn that you have to add a little more of this and a little less of that.

2 comentarios:

  1. Buena y práctica entrada Enrique. La verdad es que la cultura gastronómica en España es amplisima...a mi me encanta la sopa de ajos. Tomare nota de tu receta y la probaré. Un abrazo amigo mio.

    ResponderEliminar
  2. En Astorga mi abuela Dominga añadía una pizca de unto; sin llegar a enranciar le daba un sabor a familia y felicidad que yo aún no he podido conseguir. Sigo intentándolo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario y no ser un mero visitante anónimo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...