jueves, 20 de octubre de 2016

El señor Aurelio



Tuve la fortuna de conocer a mi abuelo, vendimiar con él y trillar y... comer sopas de ajo de su cazuela.

Mi abuelo Aurelio cumpliría hoy 120 años. Cuando nació, España aún comprendía Cuba, Puerto Rico, Islas Filipinas, Palaos, Marianas y Carolinas. Pero enseguida se perdieron en guerra con los Estados Unidos de América que previamente habían realizado ofertas de compra por parte de varios de sus presidentes (John Quincy Adams, James Polk, James Buchanan y Ulysses S. Grant), ofertas que España siempre rechazó. Fue el desastre del 98.

En aquellos años la vida no era fácil para casi nadie. Pero mi abuelo lo tuvo muy difícil.

"Quien no conoce abuela no conoce cosa buena".

Aurelio no conoció abuelas ni abuelos. Su hermana Manuela había muerto con tres años antes de nacer él. Su padre murió cuando él no había cumplido los tres años y cuando solo tenía cinco murió también su madre. Su hermano Antonio, tres años mayor, también murió cuando Aurelio tenía diecisiete. Así, huérfano se crió con unos tíos maternos, Felipe y Ambrosia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...