lunes, 25 de febrero de 2013

Maravillosa España

Los que estabamos en el Círculo de Lectores en los años 70
es fácil que tengamos en casa este libro
Los que tábamos nel Círculo de Lectores nos años 70
ye fácil que tengamos en casa esti llibru
Me encontré con él entre las manos cuando estaba arreglando la biblioteca de la casa tras morir mi madre. Lo abrí y busqué directamente el capítulo del que guardaba memoria desde aquellos años 70. Lo firmaba Jesús Torbado y presenta la Región Leonesa desde sus cumbres norteñas en la Cordillera Cantábrica hasta las del Sistema Central al sur de Salamanca.
Atopéme con él nas manos iguando la biblioteca de la casa de nuesu dempués de morrer mia ma. Abrílu y busqué direutamente'l capítulu del que guardaba memoria dende daquellos años 70. Roblábalu Jesús Torbado y amuesa la Rexón Llionesa dende las suas cumes norteñas nel Cordal hasta las sureñas del Sistema Central en Salamanca.

León tres: León, Zamora y Salamanca

"(León) ... esta ancha columna que durante siglos sostuvo toda España".

"Alguien dijo que estos campesinos de hoy parecían reyes destronados. ¿Acaso no lo son?".






El libro es de 1972, por tanto es de antes de perpetrarse la nueva confección del mapa de España  en función de las nuevas autonomías. Ahí encontramos la verdadera distribución de regiones fruto de toda la historia vivida por los pueblos de la Península Ibérica. Lo cual era lo mismo que estábamos estudiando en la escuela:
León, tres: León, Zamora y Salamanca.
Castilla la Vieja, ocho: Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia, Ávila, Valladolid y Palencia.
Navarra, una: capital Pamplona.
Aragón, tres: Zaragoza, Huesca y Teruel.
Etc.
El llibru ye de 1972, polo tanto ye d'enantes cometese'l nuevu mapa d'España sigún las nuevas autonomías. Ehí alcontramos la verdadera distribución de rexones frutu de tola hestoria vivida polos pueblos de la Península Ibérica. Lo cualo yera lo mesmu que tábamos deprendiendo na escuela:
Llión, tres: Llión, Zamora y Salamanca.
Castiella la Vieya, ochu: Santander, Burgos, Llogroñu, Soria, Segovia, Ávila, Valladolí y Palencia.
Navarra, una: capital Pamplona.
Aragón, tres: Zaragoza, Huesca y Teruel.
Etc.

Dado el conflicto que los leoneses vivimos desde que nos han puesto a compartir comunidad autónoma con nuestros vecinos e históricos enemigos, los castellanos, hoy se cumplen 30 años de lamentos, la curiosidad me llevó a releer el capítulo, olvidado ya, relativo a Castilla la Vieja. Encontré que lo firmaba Miguel Delibes. Indiscutible autoridad literaria y miembro que fue de la Real Academia de la Lengua. Pero ser bueno en una cosa no garantiza ser bueno en otra. Su artículo sobre Castilla la Vieja, su tierra, me pareció lamentable. Es el único de toda la obra que no se ajusta a hablar de su región sino que oscila entre lo que es Castilla la Vieja y otra idea que él tiene y a la que también él llama Castilla, la cual incluye la Region de León sin la provincia de León y excluye Santander... Es decir, se parece más a la submeseta norte, concepto geográfico, que a la región histórica de la que se le pedía que escribiese. Veo que confunde los conceptos de país y paisaje. Pero el mérito de este error no es original suyo sino que se remonta a los autores de la llamada generación del 98 que sin ser ellos castellanos ni conocer desde dentro el ser castellano (quizás por eso mismo) se apropian una idea que nombran como Castilla y la utilizan para redefinir la España hundida tras el desastre de la guerra con Estados Unidos y la pérdida de Cuba y Filipinas.

Lamentablemente no hubo en los años 80, y tampoco después, políticos de altura que lideraran al pueblo leonés dispuesto a resistirse al atropello. ¡30 años!

10 comentarios:

  1. Enrique:
    Cuanta información y recuerdos inolvidables nos trae un libro para mi tienen algo mágico.

    Un saludo afectuoso.
    Pasa por mi rinconcito de recuerdos el Premio Mejor seguidor es para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario. Claro que sigo tu blog.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tu visita a fonsado, me ha permitido conocer este espacio leonés que me parece muy interesante. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que encuentres interesante mi blog porque yo el tuyo también lo encuentro muy interesante.
      Felicidades, sigue así.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Yo estudie cinco: León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. A este paso volvemos a los Reinos de Taifas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Lo de los reinos de taifas es una manera de describir lo que está pasando, pero aún tenemos otro modelo aún peor y más cercano: los Cantones de la Primera República. En la Transición se quiso contentar a los nacionalistas catalanes y vascos dando autonomía a todos. Parecía una buena idea. Pero no se tuvieron en cuenta tres problemas:
      1. Que se terminó por transferir a las autonomías demasiadas competencias; tantas que parece que se ha desdibujado el estado y hasta la idea de España.
      2. Que no se ha aplicado con igualdad a todas las regiones sino que unas tienen más competencias y otras menos. El caso extremo es el de la Región de León que ni siguiera tiene su propia autonomía.
      3. Los nacionalistas quisquillosos iban a seguir disconformes. No era autonomía lo que querían sino ser diferentes.

      Respecto a Valladolid y Palencia, si miramos la historia, veremos que la frontera entre León y Castilla pasaba por las tierras de esas dos provincias. De hecho, la ciudad de Valladolid fue fundada por Pedro Ansúrez, uno de los nobles más cercanos al rey leonés Alfonso VI. La intención era reforzar la frontera con Castilla. Pero tras Alfonso VII el emperador, Castilla vuelve a tener su segundo rey privativo, otro Sancho, quien, como el primero, invade el reino de su hermano, la historia se repite, y a resulta de lo cual las ciudades de Valladolid y Palencia son castellanas desde 1157.

      El mapa que tú y estudiaste incluyendo a Palencia y Valladolid en la Región de León circuló un tiempo a consecuencia de una polémica académica entre quienes asumían la historia (con sus derechos de conquista incluidos), como hizo la división de Javier de Burgos (1833), y quienes aún añoraban y reclamaban mayor extensión y gloria para el Viejo Reino.

      Saludos

      Eliminar
    2. La realidad es que el Decreto de 1833 siempre recogió la división triprovincial y nunca se modificó para incluir a Valladolid y Palencia. Es inclusión de estas provincias era una licencia de algunas editoriales, posiblemente basada en la polémica académica que nos comenta Enrique. Hay libros y mapas de un mismo año que recojen unos un mapa y otros otro y así fue durante algún tiempo.

      Eliminar
    3. Gracias amigo Luis, por visitarme y comentar.
      Un abrazo muy fuerte desde Astorga.

      Eliminar
  4. Unos libros interesantes que hacen y nos hablan de historia de España, con Ñ.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irmina, por visitarme y comentar. Gracias también por tus recetas.
      Saludos

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario y no ser un mero visitante anónimo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...